Cómo hacer que un embalaje sea adecuado para el transporte durante la paletización

Vivimos en una época en la que la circulación de materiales por carretera, aire o ferrocarril ha aumentado casi exponencialmente. El acceso de los particulares a las compras por Internet, así como la aparición de plataformas y aplicaciones para la venta de productos de segunda mano, han facilitado la necesidad de enviar productos a grandes distancias lo más rápidamente posible y con las mejores garantías. Por suerte, contamos con empresas como paletiza para hacer éste tipo de embalajes.

Incluso después de superar la crisis que nos ha mantenido en suspenso durante la última década, las empresas se han internacionalizado y han tenido que aumentar sus volúmenes de ventas en el exterior. Por eso es importante contar con un socio de transporte adecuado que esté siempre dispuesto a responder a cualquier petición.

Del mismo modo, la propia empresa o nuestra casa es muy importante para reducir los riesgos que pueden derivarse del transporte. Por eso es esencial un embalaje adecuado para el transporte de palets, en el que nuestros productos viajen con otros.

También es importante tener en cuenta que esto no sólo es importante para los riesgos potenciales de rotura o daño: también lo es para la cobertura que en caso de daño, nuestra compañía de seguros puede ofrecernos. ¿Cómo se manipula y prepara adecuadamente un envío de mercancías antes y durante el transporte para garantizar que llega en perfectas condiciones?

 

¿Cómo manipular el embalaje de transporte paletizado antes del envío?

Lo primero que necesitamos para un buen envase es una protección adecuada para el producto que vamos a enviar. En este punto, nos gustaría decir que siempre debemos poner un embalaje exterior en el que enviar: por ejemplo, si enviamos un regalo que ya viene en una caja, o incluso una caja de zapatos, necesitamos algo que lo rodee y evite las bebidas malas.

Existen muchos tipos de envases en el mercado, pero sin duda la doble pared corrugada puede ser, de la gama más tolerable, la que nos ofrece las mejores garantías. En casa o en la granja, es más que posible que tengamos otro paquete recibido, y enviándolo, al menos desde casa, no importa cuál sea la estética: la seguridad reina.

Si lo que enviamos es más frágil de lo habitual, o si se trata de un material pesado, apoyamos cajas de cartón corrugado de doble capa.

Además del embalaje, no está mal que incluyamos amortiguadores de plástico en nuestro producto para evitar daños, especialmente si se trata de un producto frágil.

Si enviamos varios productos en la misma caja, como vasos o platos, también es aconsejable embalarlos en plástico, el típico embalaje pluriball.

En cuarto lugar, tenemos que pensar en cómo poner los productos en la caja. Es absolutamente necesario evitar lo que se envía «bailando» dentro de la caja, porque hay que suponer que durante el traslado habrá varios momentos en los que se experimentarán movimientos inesperados y subidas y bajadas lógicas del trazado de la carretera, lo que conlleva el riesgo de ruptura. Así que antes de enviarlo, tenemos que asegurarnos -de una manera sencilla, como sacudir la caja- de si algo está bailando dentro o no.

Si queremos llenar los huecos entre los productos con papel arrugado o cuentas de polyexpan, eso es lo que vamos a ganar. No hará nada malo.

Lo único que nos queda es el cierre, que debemos asegurarnos de que sea firme y no deje ninguna abertura a la vista. Para ello, recomendamos una cinta ancha, de unos cinco centímetros de ancho, y cerrar las aberturas en forma de H (laterales y centro), o con una doble T.

 

¿Cómo manejar el embalaje de transporte paletizado durante el envío?

Hemos visto cómo proteger las mercancías antes del envío, pero no debemos olvidar (y aquí es donde entra en juego la elección de una red de transporte terrestre adecuada) que la forma en que se manipulan las mercancías, cómo se manipulan y cómo se manipulan durante su transporte es crucial para garantizar su recepción segura.

Las principales ventajas de la paletización de mercancías son el ahorro de espacio, la mayor eficiencia en los tiempos de carga y descarga (se realizan de forma cómoda y segura a través de plataformas elevadoras) y, gracias a la uniformidad de la carga, una manipulación más sólida y segura de la misma. Por esta razón, sigue siendo uno de los sistemas de transporte de mercancías más recomendados en la actualidad.